¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

jueves, 23 de febrero de 2017

“HÉRCULES LLEGA A ANDALUCÍA”

HÉRCULES LLEGA A ANDALUCÍA”







En unas tierras muy, muy lejanas, vivía un niño llamado Hércules. A Hércules le gustaban mucho los animales, todos eran sus amigos, pero los mejores, a los que él más quería y nunca se separaba de ellos eran dos leoncitos preciosos. Se llamaban “Leoncio” y “Poponcio”. Los tres amiguitos siempre esta­ban juntos, hasta dormían en la misma cama.




Una mañana, Hércules se despertó el primero y llamó a sus dos amigos:

-Leoncio, Poponcio, levantaros hoy tengo una sorpresa para ustedes, nos vamos a ir a dar un paseo en barca por el mar.

A nuestros amigos les gustaba mucho viajar en barco por el mar, así que medio dormidos se fueron a lavar la cara y a comer un poco antes de emprender el viaje. Se montaron los tres en la barca y remando, remando se fueron muy lejos de la orilla.







Como se habían levantado muy temprano los tres se quedaron dormiditos en la barca. Al despertar se dieron cuenta de que ya no veían la orilla, se habían alejado mucho y aunque Hércules era un niño muy valiente y fuerte, tuvo un poco de miedo al verse solo en el mar, se acurrucó junto a los dos leoncitos y así estuvieron hasta que llegaron a una playa que no conocían; era una tierra muy bonita, con un campo muy grande y de color verde, estaba lleno de olivos y viñedos.





A nuestro amigo Leoncio le gustaba mucho el color verde y por eso se fue corriendo a correr por el campo verde. Los tres como eran muy curiosos comenzaron a correr por aquellas tierras. No encontraron a nadie y siguieron caminando y caminando, buscando una casita donde quedarse.

- ¡Que tierra más bonita ! ,- dijo Hércules.

- ¡Si, y que campo tan verde! - dijo Leoncio.­

A nuestro amigo Poponcio lo que más le gustó fue el color blanco de la espuma de las olas del mar.





- ¡ Tengo una idea!,- dijo Hércules. Como a Leoncio le gusta el verde del campo y a Poponcio el blanco de la espuma, nos construiremos unas casitas blancas en el prado verde y así tendremos los dos colores que os gustan.

 - Pero no sabemos qué tierra es esta y cómo se llama - dijo Leoncio.

- Bueno sabemos que tiene olivos, viñedos y un campo muy verde, nosotros vamos a construir casitas blancas y le pondremos un nombre a todas estas tierras.





Los tres amigos pensaron, pensaron, hasta que se pusieron de acuerdo en llamarla Andalucía. Desde entonces la bandera de Andalucía es blanca y verde como les gustaba a Leoncio y Poponcio y en su escudo está la foto de los leoncitos junto a Hércules, porque fueron ellos los que descubrieron a Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada