¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

miércoles, 27 de mayo de 2015

LA VIDA DE CLEOPATRA

CLEOPATRA



Cleopatra, una reina bella e inteligente


Hace muchos años, existió en Egipto, un país lejano, una hermosa reina que era famosa no sólo por su belleza, también por su inteligencia y gran habilidad para gobernar su país; su nombre era Cleopatra.

Una mujer bonita y estudiosa

Hija de los reyes Ptolomeo y Cleopatra Trifena, la protagonista de nuestra historia era una mujer muy guapa, con ojos hermosos y cabello negro y lacio. Se dice que para conservar su belleza hacía cosas un poco extrañas, como bañarse con leche para que su piel estuviera muy suave.
Te dejamos un video de la divertida serie Asterix y Obelix en donde puedes ver cómo se imaginan algunas personas que eran los baños de tan famosa mujer.

 
Pero Cleopatra no sólo era bonita, también era muy estudiosa e inteligente, ya que podía hablar siete idiomas y sabía muchas cosas interesantes sobre las estrellas, música, medicina, matemáticas, literatura y política, por lo que era muy agradable conversar con ella.
El padre de Cleopatra murió y ella tomó su puesto ¡cuando sólo tenía 17 años! Su país, Egipto, estaba muy cerca del río Nilo, el más grande e importante del continente africano, por lo que durante un tiempo fue conocida como «La reina del Nilo».

Los amores de Cleopatra

La tradición del antiguo Egipto indicaba que Cleopatra debía casarse con su propio hermano, Ptolomeo, para poder ser reina, sólo que su hermano apenas era un niño de 12 años (¿te imaginas casarte a esa edad?).
Cleopatra y Ptolomeo se casaron, pero como obviamente no estaban enamorados, la reina no era feliz con él y peleaban todo el tiempo, además de que ella quería gobernar su país sola; fue por eso que planeó como obligar a su hermano a dejar el trono para ser la única reina.
En ese tiempo conoció al emperador Julio César, quien se impresionó con su belleza, pero sobre todo con su inteligencia, y la ayudó a quitarle el trono a su hermano para ser ella la única reina. Julio César y Cleopatra tuvieron un hijo: Cesarión. Un par de años más tarde, Julio César murió en una guerra.
Tiempo después, Cleopatra conoció a otro emperador, Marco Antonio, de quien se enamoró perdidamente. Con él tuvo tres hijos: Ptolomeo y los gemelos Alejandro Helios y Cleopatra Selene. Las personas decían que Cleopatra podía conquistar a cualquier hombre que quisiera, aunque fuera el rey más poderoso, por eso después fue llamada «la reina de Reyes».

El corazón roto de Cleopatra

Sin embargo, Marco Antonio ya tenía una esposa en Roma, donde él vivía, y las personas del gobierno se molestaron mucho al ver que dejaba a esa esposa para casarse con Cleopatra. Esta situación provocó que los romanos le declararan la guerra.
Octavio, el comandante del ejército que les declaró la guerra, capturó a Cleopatra y le hizo creer a Marco Antonio que ya estaba muerta. Él creyó la mentira y decidió quitarse la vida, pues no quería vivir sin su amada esposa. Cuando Cleopatra supo que Marco Antonio estaba muerto, ella también decidió morir, pues no soportaba la idea de perder al hombre que tanto amaba.
Cleopatra se vistió con sus mejores ropas, se maquilló y mandó traer un áspid, que es una víbora muy venenosa de África, para que la picara. Así fue como la reina más bella y poderosa de Egipto murió, con el corazón roto por perder a su amado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada