¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

jueves, 6 de noviembre de 2014

POEMAS DE RAFAEL ALBERTI



La novia



Toca la campana

de la catedral,

¡Y yo sin zapatos

yéndome a casar!

¿Dónde está mi velo,

mi vestido blanco,

mi flor de azahar?

¿Donde mi sortija,

mi alfiler dorado,

mi lindo collar?

¡Date prisa, madre!

Toca la campana

de la catedral.

¿Donde está mi amante?

Mi amante querido,

¿En donde estará?

Toca la campana

de la catedral,

¡Y yo sin mi amante

yéndome a casar! 

Se equivocó la paloma


Se equivocó la paloma. 
Se equivocaba. 
Por ir al norte, fue al sur. 
Creyó que el trigo era agua. 
Se equivocaba.  
Creyó que el mar era el cielo; 
que la noche, la mañana. 
Se equivocaba. 
Que las estrellas, rocío; 
que la calor; la nevada. 
Se equivocaba.  
Que tu falda era tu blusa; 
que tu corazón, su casa. 
Se equivocaba.  
(Ella se durmió en la orilla. 
Tú, en la cumbre de una rama.) 
   









Del barco que yo tuviera





Del barco que yo tuviera

serías tu la costurera.

Las jarcias, de seda fina;

de fina holanda, la vela.

¿Y el hilo marinerita?

Un cabello de tus trenzas.
                                                                                              Rafael Alberti
 




La niña que se va al mar



¡Que blanca lleva la falda

la niña que se va al mar!

¡Ay niña, no te la manche

la tinta del calamar!

¡Que blancas tus manos, niña,

que te vas sin suspirar!

¡Ay niña, no te la manche

la tinta del calamar!

¡Que blanco tu corazón

y que blanco tu mirar!

¡Ay niña, no te la manche

la tinta del calamar! 







Nana del niño malo



¡A la mar,si no duermes,

que viene el viento!

Ya en las grutas marinas

ladran sus perros.

¡Si no duermes, al monte:

vienen el búho,

y el gavilán del bosque!

Cuando te duermas,

¡Al almendro, mi niño

y a la estrella de menta!
 
www.doslourdes.net







Nana de la tortuga



Verde,lenta,la tortuga.

¡Ya se comió el perejil,

la hojita de la lechuga!

¡Al agua, que el baño está

rebosando!

¡Al agua,pato!

Y, sí que nos gusta, a mí

y al niño, ver la tortuga

tontita y sola nadando.
 


¡Madre,vísteme!



Madre, vísteme a la usanza

de las tierras marineras:

El pantalón de campana,

la blusa azul ultramar

y la cinta milagrera.

¿a donde vas, marinero,

por las calles de la tierra?

¡Voy por las calles del mar!



Rafael Alberti 
 









Ja, je, ji, jo, ju



¡Ja, ja, ja!

Qué gracioso

está mi corazón

vestido de smoking rojo

¡je, je, je!

Apenas si lo conozco

¡ji, ji, ji!

Qué gracioso

¡jo, jo, jo!

Lo voy a llevar al Polo

¡ju, ju, ju!

Qué gracioso.






Los balcones de mi casa



¡Qué altos

los balcones de mi casa!

Pero no se ve la mar;

¡Qué bajos!

Sube,sube,balcón mío,

trepa el aire sin parar:

sé terraza de la mar,

sé torreón de navío.

¿De quién será la bandera

de esa torre vigía?

¡Marineros,es la mía!





La Cigüeña





Que no me digan a mí

que el canto de la cigüeña

no es bueno para dormir.

Si la cigüeña canta

arriba en el campanario

que no me digan a mí

que no es del cielo su canto.

RAFAEL ALBERTI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada